Consejos de uso

La fritura es un proceso culinario muy extendido a nivel doméstico e industrial. Tanto el procedimiento como el resultado dependen, no solo de un aceite estable, sino también del material de cocina adecuado, la temperatura del fuego y el agua que desprenda el alimento. Dicho esto, ¿cómo puedes sacar el máximo partido al Aceite de Orujo de Oliva? Puedes seguir estos sencillos consejos:

Condiciones del aceite para una fritura perfecta

1.sombrero color
  • null
    La temperatura ideal del aceite al comenzar a freír es de 180ºC, mientras que es deseable que los alimentos estén a temperatura ambiente.
  • null
    Antes de freír es importante esperar a que el aceite esté bien caliente. Asimismo, se debe limitar el tiempo de fritura: cuanto más tiempo se tarde en cocinar un alimento, más grasa absorberá.
  • null
    Es recomendable no mezclar diferentes tipos de aceite en una misma fritura.
VER MÁS
  • null

    Nunca se debe rebasar el punto de humo del aceite. Con el exceso de temperatura, el aceite se estropea, humea y forma burbujas que le aportan una textura viscosa.

  • null

    La cantidad de aceite en la sartén o freidora debe ser contundente, de modo que los alimentos queden bien sumergidos y con espacio entre sí.

  • null

    Lo más recomendable para las frituras domésticas y las que se realizan en restauración es realizarlas en una freidora, eléctrica o de gas, ya que esta se mantendrá a una temperatura constante y con suficiente cantidad de aceite como para que el alimento quede totalmente sumergido.

  • null

    Es cierto que los matices del Aceite de Oliva Virgen y Virgen Extra son únicos, pero también es cierto que el Aceite de Orujo de Oliva presenta unas propiedades excepcionales y muy versátiles, no solo para frituras; también para salsas, sofritos, guisos y pastelería.

Estado de los alimentos durante la fritura

  • null
    Es mejor cortar los alimentos en piezas medianas o grandes, de forma que al freírlas se forme una costra alrededor de la superficie que impida la absorción en el interior. Solo así conseguiremos frituras crujientes en lugar de grasientas.
  • null
    Los alimentos que contienen agua necesitan menos aceite y también absorben menos grasa.
  • null
    Es necesario preparar los alimentos que vamos a freír, bien sea de forma externa (pelándolos, lavándolos, deshuesándolos, etc.), cortándolos (a tiras, rodajas, dados, etc.) o preparando las masas con las que vamos a cubrirlos (pan rallado, harina, huevo batido, pasta, etc.).
VER MÁS
  • null

    Al freír un alimento con Aceite de Orujo de Oliva se forma una película que cubre el producto y evita que una gran cantidad de grasa lo traspase. Por tanto, el alimento se encapsula y el agua que contiene se convierte en vapor, ayudando así a que se cocine más rápido. Así se obtienen frituras menos calóricas y más saludables.

  • null

    Cuando la temperatura del aceite es menor a 180ºC, provoca que los alimentos pierdan el agua por evaporación y absorban más lípido. Además, la humedad descompone los triglicéridos, aumenta la acidez del aceite, pudiendo aparecer aromas desagradables y humo.

Para elaborar la fritura perfecta, el aceite idóneo es el Aceite de Orujo de Oliva. Las principales razones son su resistencia a la oxidación térmica, así como su elevado contenido en ácido oleico y su efecto protector sobre los fritos.

Cómo hacer tras la fritura

  • null
    Añadir sal si es necesario, ya que, si la añadimos antes de la fritura, aportará humedad al alimento y al propio aceite
  • null
    Colocar los fritos en una fuente cubierta con papel absorbente, de modo que el exceso de aceite se elimine por sí mismo.
  • null
    Un paso que parece sencillo, pero es esencial para disfrutar de una fritura en buenas condiciones, es consumir los alimentos de inmediato. De esta forma nos aseguramos de no perder ni un ápice de sus propiedades.
VER MÁS
  • null

    Si no vamos a utilizar más la freidora, debemos filtrar el aceite para eliminar los restos de alimentos que puedan quedar y guardarlo en un recipiente alejado de la luz y tapado para evitar su oxidación.

  • null

    Es aconsejable mantener el fuego encendido tras la fritura un par de minutos, de modo que favorezca la evaporación del agua que pueda contener el aceite.

Conservación del Aceite de Orujo de Oliva

  • null
    Para saber si es aconsejable seguir utilizando el mismo aceite, el parámetro legal y obligatorio en España es medir sus compuestos polares, que no deben exceder del 25%, según la Norma de Calidad para los Aceites y Grasas calentados. El método de medición más usado en hostelería son las tiras reactivas.
  • null
    Para una buena conservación de una botella de Aceite de Orujo de Oliva es mejor mantenerla alejada de la luz y el calor para evitar su oxidación. En el caso de que el contenido se solidifique a causa del frío, no debemos preocuparnos, ya que no perderá sus cualidades al volver a estado líquido.
  • null
    Por último, es recomendable realizar todas las frituras seguidas para que el aceite no se enfríe, así como moderar las cantidades de alimentos que se cocinan a la vez. Y, por supuesto, mantener los recipientes de cocina en óptimas condiciones.

Comparando el mismo proceso de fritura con otros aceites, podemos corroborar que el Aceite de Orujo de Oliva es sano y rentable, ya que no pierde peso y su fina capa alrededor de los alimentos evita que absorban grandes cantidades de grasa. Sin duda, la nuestra es la fritura perfecta.